leccionesuvinet.org

LECCIÓN   1.11

La congregación como medio de gracia.

La Iglesia es sacramento de salvación.

La Iglesia es instrumento de Cristo para distribuir la gracia de Dios y la vida de los hijos de Dios entre la multitud de los seres humanos.

La Iglesia le sirve a Cristo de instrumento para realizar su obra de salvación universal, por eso es medio de gracia. 
 
Al nacer un nuevo creyente, era incorporado a la iglesia local: "Los que creyeron lo que Pedro dijo fueron bautizados y sumados a la iglesia en ese mismo día, como tres mil en total" (Hechos 2:41).

De ahí, que el asistir con regularidad a una iglesia local garantiza el sostenimiento equilibrado de la vida espiritual de un nuevo creyente.

La iglesia local, como signo de la presencia de la gracia de Dios alimenta al creyente con la instrucción de la Palabra de Dios.

También le permite al creyente adorar a Dios, con la actitud que el Señor mismo nos pide: "Pues Dios es Espíritu, por eso todos los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad" (Juan 4:24).

Por su parte, el nuevo creyente debe empezar a relacionarse con una iglesia que tenga las características genuinas cristianas:

"Todos los creyentes se dedicaban a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión fraternal, a participar juntos en las comidas (entre ellas la Cena del Señor), y a la oración" (Hechos 2:42).

Además, cuando el nuevo creyente se incorpora a la iglesia, debe desempeñar el oficio que Dios le ha encomendado realizar.

Pablo en 1 Corintios 12:12-31, se refiere a la iglesia como un cuerpo con muchas partes y cada parte desempeñando bien su función.

Al pasar a la siguiente lección entenderá mejor lo del compañerismo. Mientras tanto presente el examen.


Duodécimo Examen: 

¿En qué sentido la congregación es un medio de gracia?
 
Opción 1  Reúne a todos los creyentes en una misma fe.
Opción 2  Le permite al creyente adorar a Dios en espíritu.
Opción 3  Ayuda al creyente a ser equilibrado en su vida.
Opción 4  Es instrumento para anunciar la obra salvadora.