leccionesuvinet.org

LECCIÓN   1.1

¿Cree usted que si muere hoy, tiene vida eterna?

A la pregunta: ¿cree usted de que si muere hoy, vivirá en la vida eterna con Dios? 

La respuesta contundente, que con frecuencia expresan muchos seres humanos, es: No. 

Lo más probable es que algunas personas digan: No lo sé.

Otros dirán: No estoy seguro.

Hace un tiempo, me encontraba dialogando con un ministro anciano, quien había sido obispo en ejercicio ministerial por 20 años. En la conversación expresó con desasosiego: "Me encuentro un poco cansado y enfermo, y mi gran preocupación es que no estoy seguro de que si la fe que tengo es la verdadera".

Hoy día un 75% de quienes se dicen cristianos no saben, ni están seguros, de que al morir van a vivir en la vida eterna con Dios.

Soportan la inseguridad, aunque la misma Biblia afirma que sí vamos a tener vida eterna: Pero éstas se escribieron para que ustedes sigan creyendo, que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, al creer en él, tengan vida por el poder de su nombre (Juan 20:31).

En otro pasaje bíblico se nos confirma, con seguridad, de que sí vamos a tener vida eterna: Les he escrito estas cosas a ustedes, que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna (1Juan 5:13)

Aunque la Biblia es clara en su afirmación de que vamos a tener vida eterna, la duda consiste en que no saben cómo es que van a tener vida eterna. 

Para responder a la pregunta de cómo van a tener vida eterna, se han escrito las siguiente lecciones del kerigma.

Pero, antes de pasar a las siguientes lecciones, voy a presentar tres maneras de ver la vida:

- Para algunas personas, la vida no tiene sentido. El suicidio sucede a veces por falta de encontrarle sentido a la vida. Pero también a quienes le falta ánimo, a los deprimidos y haraganes, en el fondo lo que padecen es del sin sentido de la vida.

- A otras personas, la vida sólo tiene sentido aquí. En este mundo terrenal y físico. Su preocupación es detentar y almacenar cosas materiales. Su valor se mide por el tener y poseer de forma pragmática y hedonista. Pero cuando llega el atardecer de su jornada, están inmersos en una profunda tristeza y en un oscuro vacío.

- En cambio hay quienes viven en la verdad de que la vida tiene sentido aquí y ahora, y en el más allá también. 

Saben que la vida eterna comienza aquí. Jesús, nuestro Maestro, expresó: Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado (Juan 17:3). 

La inseguridad y la incertidumbre de la vida eterna se debe a que falta la explicación que vamos a dar en las siguientes lecciones.


Segundo Examen: 

A la pregunta: ¿Cree usted que si muere hoy, tiene vida eterna?

Opción 1  Todos los seres humanos responden que sí.                         Opción 2  Todos los que se dicen cristianos dicen que sí.
Opción 3  Sólo quienes confían en Cristo tienen vida eterna.
Opción 4  Nadie puede tener la seguridad de la vida eterna.