leccionesuvinet.org

LECCIÓN   2.1

¿En dónde radica la capacidad de aprender?

La capacidad de aprender radica en el cerebro.

Cuando aprendemos algo, sucede un cambio en el cerebro, ya que almacena una nueva información.

Sin embargo, aprender causa dificultades al cerebro.

Porque al querer adquirir el conocimiento de algo nuevo, el cerebro presenta resistencia, ansiedad, malestar y miedo, porque se niega a ser transformado. 

Ya Pablo lo decía: "No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente" (Romanos 12:2).

En la mente radican los pensamientos, pero hay pensamientos infantiles y otros maduros:

"No sean infantiles en su comprensión de estas cosas. Sean inocentes como bebés en cuanto a la maldad pero maduros en la comprensión de asuntos como éstos" (1 Corintios 14:20).

En el cerebro se encuentran las neuronas, cuyo término se deriva del griego νεῦρον, cuerda, nervio
.

Las neuronas son un tipo de células del sistema nervioso, encargadas de la excitabilidad, de los estímulos y de los impulso de nuestro cuerpo.

Las neuronas tienen la capacidad de comunicarse con precisión, rapidez y a larga distancia con otras células, ya sean nerviosas, musculares o glandulares.

La capacidad de aprender radica en el cerebro, el cual aprende de los estímulos externos a través de los sentidos y de la razón, propia de los seres humanos.

Por eso dice la Escritura: "pongan a prueba todo lo que se dice. Retengan lo que es bueno" (Tesalonicenses 5:21).

Esa capacidad de aprender exige tener criterio: "¡Sólo los simplones creen todo lo que se les dice! Los prudentes examinan con cuidado sus pasos" (Proverbios 14:15). 

El saber viene después de aprender. Aprender es difícil, pero cuando ya se aprende algo, el saber trae enormes bendiciones y seguridad.

Así que cuando alguien ya es aprendido y sabe, hace lo que dice la Escritura: "no actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan" (Efesios 5:17).

Así que al cerebro hay que forzarlo para que aprenda, pues puede aprender todo lo que se le enseñe y mientras más conocimiento aprende nuestro cerebro, más sabios somos:

"El sabio tiene hambre de conocimiento, mientras que el necio se alimenta de basura" (Proverbios 15:14). 

Adelante con la siguiente lección despues del examen.


Segundo Examen:

¿En dónde radica o existe la capacidad de aprender?
 
Opción 1 En la capacidad de los sentidos externos.
Opción 2 En la academia y la enseñanza de los maestros.
Opción 3 En el cerebro, donde se encuentran las neuronas
Opción 4 En la propia experiencia de la vida y de los demás.